Puerta de San Juan

Puerta de San JuanLa Puerta de San Juan se encuentra situada en la zona sureste de las murallas de la capital. Por aquí entraban los dignatarios procedentes de España entre los siglos XVI-XIX. Antiguamente, el acceso a la ciudad estaba controlado a través de cinco puertas. La puerta de San Juan era la principal de todas. Por ella pasaban documentos, dinero y los dignatarios que implantaban la política de la Corona en esta colonia.

Centinelas protegían las puertas por la noche. Una vez se cerraban sus puertas, había que esperar al día siguiente para poder entrar o salir. En ese sentido, las normas eran muy estrictas para todos. De esta manera se querían evitar los continuos ataques a la ciudad.

Encima de la puerta hay una inscripción fácil de ver. En ella se puede leer, en latín: “Benedictus qui venit in nomine Domini”. Traducido, esto significa “Benditos los que vienen en el nombre del señor”.

En el lado interior de las murallas se pueden observar unas losas de cerámica sobre la puerta. En ellas se muestra al joven San juan Bautista, de quien recibe el nombre. A los lados de la puerta hay vendedores en la esquina de la calle con refrescos. Avanzando por la Caleta de San Juan llegaremos a la Santa Iglesia Catedral Metropolitana San Juan Bautista.

La puerta de San juan como se ve ahora se construyó en 1635. Durante los siglos ha sufrido diferentes reparaciones y modificaciones. Es la única puerta de las cinco antes mencionadas que queda en pie. Las demás se han perdido todas. Al norte estaban las de San José y Santa Rosa, que conducían al cementerio; y en el sitio sur la Puerta de San Justo o España. En la zona terrestre estaba la Puerta de Santiago, al sur del Castillo de San Cristóbal.

Centrar mapa

Los comentarios están cerrados.