Fuente de la Herencia de las Américas

Fuente de la Herencia de las AméricasLa Fuente de la Herencia de las Américas está formada por cinco grupos escultóricos en bronce. Hay cuatro grupos laterales, cada uno con su propia fuente; y un grupo central en la fuente principal. Está situada en el interior del Jardín de la Princesa.

El concepto general de la Plaza se diseñó para estar rodeado por un anfiteatro de 1500 asientos. También se previó un espectáculo de agua, luz y sonido controlado por computadora. Sin embargo, solo los cinco grupos escultóricos se terminaron.

Los grupos laterales representan las cuatro raíces básicas de la herencia estadounidense.

Esculturas de la Fuente de la Herencia de las Américas

La herencia de la fe: son dos figuras de 2,5 metros de altura. Representan la conquista de la tierra en nombre del cristianismo. La ceremonia litúrgica de plantar la cruz en el Nuevo Mundo está representada por dos frailes de las órdenes franciscana y dominicana.

La herencia de la libertad: dos figuras de 2,5 metros de altura. Representan la libertad democrática y el florecimiento en suelo estadounidense de las ideas liberales de la era europea de la ilustración. Específicamente, está representada por la figura de la libertad guiada por la gente.

La herencia de sangre: dos figuras de 2,5 metros de altura. Representan la integración de las razas en América. Es decir, representan la primera ceremonia formal de integración en suelo estadounidense cuando el 15 de junio de 1508 Agüeybana, el principal jefe indio de Puerto Rico, entregó a su hermana a Ponce de León e intercambió nombres con él en una ceremonia conocida como “guaitiao”. Un joven africano, con el tambor como su atributo, completa la representación de esta trilogía étnica de América.

La herencia social: dos figuras de 2,5 metros de altura. Representan a la sacerdotisa ibérica (la Dama de Elche) ofreciendo a su hijo al Nuevo Mundo. Las joyas de la Dama de Elche son de origen fenicio, sus rasgos son de estilo griego arcaico y su tocado es ibérico. Esto representa en términos generales la herencia mediterránea y europea de América.

La herencia de los valores culturales: cinco doncellas representan las cinco artes principales o los valores universales de la humanidad. Este grupo se coloca en un pedestal envuelto en una cascada continua de agua. Una boca vertical de agua desde el centro de este grupo representa la esencia unificadora de la humanidad misma.

Centrar mapa

Los comentarios están cerrados.